Muchas gracias Fran Fabregat Ganzenmuller… Un abrazo 🙂